sábado, 13 de octubre de 2012

Cholo Montironi

El Cholo Montironi de gira con Alberto Moran


Ubaldo De Lio, Cholo Montironi y Horacio Salgan



Cholo Montironi de niño


Trio Rodolfo Cholo Montironi en consejo deliberante de la ciudad de Rosario

Cholo Montironi: Nombre de familia: Rodolfo Miguel Montironi
Bandoneonista, director, arreglador y compositor
Nacio el 4 de diciembre de 1931 en Rosario(Santa Fe)
Su vida transcurrió en Granadero Baigorria (Santa Fe). Comenzó a estudiar bandoneón con Jesús Ángel Videla, vecino de su hogar y a realizar actuaciones familiares y escolares durante los días festivos.

Con ocho años lo escuchó Julio Barbosa quien habló con su padre para comenzar a enseñarle.(Esto se frusta momentaneamente debido a la imposiblidad del padre de llevarlo todos los dias a tomar clases.
Entretanto, Montironi se presenta en LT3 donde actúa Viviano con su quinteto en "La hora de todos", donde ejecuta "Amurado" y quedan todos asombrados.

En 1942 realizó su debut en orquestas en la Típica Astral, que dirigían Nicolás Trivisonno y Adolfo Moriconi.

En 1944, Barbosa formó su propia orquesta y le confió una de las plazas en la fila de bandoneonistas. Se presentaban en LT3 Radio Cerealista y luego en el Bar El Cairo. Esta experiencia significó para el Cholo el ingreso a la plana mayor del Tango rosarino.

En 1945 forma parte de la primer orquesta de Juan Antoni Manzur por LT8 de Rosario.

Luego, formó parte del acompañamiento que Leopoldo Líberjen le brindó a Carlos Roldán para actuar en el Eden Bar y en LT2. Por entonces conoció a Antonio Ríos, su otro gran maestro: «A Antonio lo conocí acá en El Cairo, estábamos tocando con Plano, y Reinaldo Cassano me dice ¿Sabés quién es ese? —y me señaló a uno que estaba en una mesa—, era Antonio. Reinaldo empezó a estudiar con él y mejoró muchísimo, por eso me animé y le pedí que me enseñara a mi también.

En 1948, Julio Barbosa volvió a formar orquesta y el muchachito de Paganini (actual Granadero Baigorria) fue “número puesto”.

En octubre de 1953, ingresó a la orquesta de Antonio Ríos, en la que actuó durante todo 1954. Compartió filas con José Brondel, la otra “joya” de la nueva generación de bandoneonistas.

En 1955 se incoropora a las audiciones que Domingo Sala realiza por la radio LT2 permanece hasta 1957

Mientras tanto, en mayo de 1956, el cantor Alfredo Belusi formó su propio conjunto para presentarse por LT3 y Montironi fue elegido como director y arreglador.

En abril de 1958 se incorporó a la orquesta de José Sala. Con él, permaneció hasta 1965, aunque, de modo paralelo, realizó otras presentaciones.

En 1960 integró la orquesta de Jorge Arduh, con actuaciones en Radio El Mundo y emisoras de la ciudad de Córdoba. En noviembre del mismo año, fue requerido por Torres-Agri, y en mayo de 1961 por Franco Corvini.

En 1962 integra la Típica D'Alfredo para fines de ese año esta nuevamente con Domingo Sala

En 1963 realizó arreglos para el Quinteto Rosarino de Tango y en julio de ese año, ingresó a la orquesta de Domingo Federico.

En 1964 durante los carnavales en el Club Provincial formó parte de la orquesta Francini-Stamponi, de visita en Rosario. En mayo del mismo año, dirigió el acompañamiento con el que el ya consagrado Aldo Calderón realizó actuaciones por LT3.

En 1965 a fines de octubre es parte del acompañamiento de Floreal Ruiz en el conjunto dirigido por José Libertella.

En el mismo año es el 1er bandoneon de la orquesta con el que el cantor Ruben Olamos se presenta en LT2.


En 1967 viajó al Festival de Tango de La Falda (Córdoba), realizó actuaciones en Canal 5, de Rosario y se sumó al conjunto con el que Antonio Ríos se presentó en LT2, en locales de la ciudad y alrededores e incluso en provincias vecinas.

Por entonces el “Polaco” Roberto Goyeneche comenzaba a viajar a Rosario con asiduidad y pedía, invariablemente, al “Cholo” en su acompañamiento. Así, juntos realizaron una gira por Chaco, Corrientes y el norte de la provincia de Santa Fe. También compartió escenario con otros mayores del género, como Floreal Ruiz, Miguel Montero y José Libertella.

Para 1969, dirigió un trío que completaban Francisco Tejedor en piano y José Ríos en contrabajo. Uno de los epicentros de sus actuaciones era Mi Rincón, de Mitre y Córdoba. Acompañaron a Jorge Valdez, Mario Bustos, etc. En tanto, con Carlos Budini como cantor, actuaban en el cabaret Morocco compartiendo escenario con Rita la Salvaje.

Más tarde, fue convocado por Raúl Lavié y Pinky para desarrollar un espectáculo de música y poesía. Actuaron en ciudades como Rafaela y Corral de Bustos.

Por entonces, junto al letrista Francisco Sappietro dieron a conocer una serie de obras que llevaría al disco con la voz de Luis Correa: “Cinco lucas”, “Che Satán”, “Un kilo de nada”, “Que pasa hermano”, “Trinchereando”, “Milonga del moplo” –milonga-, “Navidad en las estrellas” y “Para vos campeón”.

 En 1977, realizó su primer viaje al extranjero. El objetivo era acompañar a Alberto Morán en una gira por los Estados Unidos, presentándose en cadenas de hoteles de alta jerarquía.

A su regreso, Jorge Sobral le propuso al “Cholo” un viaje a Río de Janeiro. Después de exitosas presentaciones en la ciudad carioca, fueron contratados por Caño 14, de Buenos Aires. El debut en este local fue el 4 de enero de 1978 y el acompañamiento musical un trío completado por Héctor Stamponi en piano y Héctor Console en contrabajo. Inmediatamente, surgió la posibilidad de un viaje a Madrid.
Grabaron entonces el LP “Jorge Sobral en España”, producido por Tonodisc y editado en 1980.

De regresó a Buenos Aires se incorporó al plantel del local Taconeando, de Beba Bidart. Allí, actuó intermitentemente durante cinco años alternando con elementos del nivel de José Colángelo, Omar Murtagh y Alberto Hidalgo. También acompañó a Carlos Rossi, con quien, además, realizó una gira y en 1984 grabó el LP titulado “A mi manera”.

Mientras tanto, sus viajes a Europa ya eran habituales. En octubre de 1982 presentó el espectáculo Grandes valores del Tango, en el Palladium Boite, de Madrid, y desde entonces, el Trottoirs de Buenos Aires —37 rue des Lombards 75001—, de París, fue su centro de actividades. Allí, efectuó una importante cantidad de actuaciones, tanto como solista como junto a artistas de relieve. Entre las experiencias destacables, formó dúo con el acordeonista Raúl Barboza y desde el 1 de mayo hasta el 15 de julio de 1988 se sumó al dúo Salgán-De Lío en distintos escenarios franceses.

Además, con un quinteto que integraban Osvaldo Montes y Ciro Pérez en guitarra, y en el que alternaba Gustavo Beytelman en piano, se presentaron en el Trottoirs y en el 10° aniversario del Festival Internacional de Cine de Amiens, en el marco de un homenaje a Carlos Gardel. Allí, la violonchelista Fanette Pelissier se sumó como invitada especial.

Mientras tanto, en Argentina, dirigió en 1988 el conjunto con el que el cantor Ricardo Sivina grabó el LP “Adiós Nonino”. El plantel era un verdadero seleccionado: Francisco Tejedor (piano), Rodolfo Montironi (bandoneón), Antonio Agri (violín), Omar Murtagh (contrabajo), Ricardo Sivina (cantor).

En tanto, desde comienzos de la década del 90 se acercó a jóvenes músicos rosarinos, aportando una inestimable cuota de calidad y experiencia. Se sumó, por ejemplo, a Camandulaje en algunas actuaciones de las que quedan registros.

En 1994, el Cholo volvió a acompañar a Ricardo Sivina, quien registró su segundo LP.

Además, la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario editó un trabajo en el que a su trío se agregó el violín de Antonio Agri con el aporte vocal de Marcos Andino y Ricardo Paradiso.

Mientras tanto, seguía residiendo en Europa buena parte del año, donde protagonizó otros hechos de importancia: actuó en el Olympia de París e intervino como solista en la Orquesta del Capitolio de Toulouse, dirigida por Michel Plasson; se presentó también en Madrid, Barcelona y Granada y como bandoneón solista con la Royal Philharmonic de Londres. Dio conciertos en el Auditorio Manuel de Falla, en la Alhambra de Granada; en el Anfiteatro Romano de Siracusa, en Sicilia; en el Florida Park de Madrid y en Radio France, de París.

De la mayoría de estas presentaciones quedan registros de audio e incluso visuales.

El 6 de agosto de 2001 dio un concierto en el teatro Beniamino Gigli, de Porto Recanati (Macerata, Italia) y luego del mismo, Salvattore Pischitelli —Assesore alla comune di Recanati—, lo declaró Ciudadano Ilustre de esa localidad.

Por otra parte, el 11 de abril de 2002, el Honorable Concejo Municipal de Granadero Baigorria lo declaró Ciudadano Ilustre de la Ciudad: «en reconocimiento a su excepcional trayectoria artística en nuestra Patria, en diversos países de América y del Mundo». En tanto, el 28 de mayo de 2004, el Honorable Concejo Municipal de Rosario lo declaró Artista Distinguido de la Ciudad, y el 23 de setiembre del mismo año la Municipalidad de Rosario sancionó el decreto Nº 24478 mediante el cual se denominó con el nombre de Rodolfo “Cholo” Montironi a la esquina Aristóbulo del Valle y Pueyrredón, en pleno Barrio Pichincha.

Al año siguiente se destacó su presentación en el Ariston, de Milán, junto, entre otros, a la pianista rosarina Bárbara Varassi y a Alfonso Pacín, que se desempeñó en violín y guitarra alternativamente.

También en 2005 volvió a los estudios de grabación dirigiendo el acompañamiento del vocalista Germán Becker.

Durante los años siguientes continuó visitando con su bandoneón distintos países a la vez que intensificó su actividad docente.

En 2010 la Fundación Musimedios y la Secretaría de Cultura de Rosario editaron un CD en el que su bandoneón es acompañado por la guitarra de Alfonso Pacín. Los registros habían sido realizados en julio de 2006 en el estudio Lo Pacin, Romainville, París.

Actualmente, se presenta en diferentes ámbitos con su trío completado por Javier Martínez Lo Ré en piano y Rubén Molino en contrabajo, y cuenta alternativamente con Rodolfo Demar, Gaby Estrada y Leonel Capitano como vocalistas y con Ernesto Renzi como recitador.

De sus obras, destacamos además de las mencionadas: “Sublime fantasía”; “Sembrando milonga” y “Empezá a ganar”, ambos con versos de Carlos Rossi y con grabaciones del mismo Rossi y Carlos Morel respectivamente; “Aves ciegas”, con letra de Miguel Jubany y llevado al disco por Jorge Sobral y por Carlos Rossi, ambos con el acompañamiento de Montironi; “Peti chango”, “Escuchame Brando” y “Libertad yo te canto”, en colaboración con Ernesto Rondó y registrados por éste cantor en su etapa de solista; y “Aires criollos” –estilo-, con melodía compartida con su maestro Antonio Ríos y grabada junto a Alfonso Pacín en bandoneón y guitarra.
Fuente de Fotos y reseña por gentileza de Lautaro Kaller en el libro "El tango en Rosario", Origen y desarrollo de la Orquesta Típica Rosarina. Editado en la web por El Tango y sus invitados