lunes, 21 de octubre de 2013

Tania

Tania en 1969

Tania en el frente de la partitura del tango "Alguna Vez" de E.S.Discepolo 

TANIA. (Nombre de familia: Ana Luciano Devis). Cancionista. Actriz. Creadora incuestionable de una de las modalidades que animaron el tango cantable desde mediados de la década del veinte, en labor paralela a la de Rosita Quiroga, Mercedes Simone, Sofía Bozán, Tita Merello, Azucena Maizani, Ada y Adhelma Falcón, entre otras figuras femeninas.

Fue el suyo un estilo en el que se combinaron —armoniosamente— una manera de cantar y una manera de "decir" el tango. Nació en Toledo, España. Debutó en teatros de variedades en Gandía, como intérprete de tonadillas y cuplets, cantando La Violetera, de José Padilla. Se incorporó luego muy joven, a una compañía de music- hall, actuando con ésta fugazmente, en el Buenos Aires de 1923.
Actuó más tarde en Montevideo —cantando en los teatros de verano del Parque Rodó— en pareja artística con su esposo, el actor de varieté "Mexican". Posteriormente durante sus presentaciones en el sur de Brasil introdujo los primeros tangos en su repertorio.
De regreso a Buenos Aires en 1926 —ya para radicarse definitivamente en la Argentina—, se presentó en el cabaret Casino acompañada de la orquesta de Roberto Firpo. Al año siguiente fue contratada por el Follies Bergere de la calle Cerrito, donde plasmó su singular personalidad artística y conoció a Enrique Santos Discépolo, a cuya trayectoria estaría unida la suya en los veinte años siguientes, en actuaciones radiales, cinematográficas y teatrales en Buenos Aires, Mé- xico, Uruguay y Europa. Grabó discos para los sellos Columbia —acompañada de la orquesta del maestro Castellanos— y Victor, secundada sucesivamente por la orquesta de Discepolín y de Héctor Stamponi. En pequeños papeles y numerosos pasajes cantables, tomó parte en la filmación de las películas El Pobre Pérez, Melodías Porteñas, Caprichosa y Millonaria, y Cuatro Corazones.
Fue figura en Wunder Bar y en otras comedias musicales, Luego de 1950 realizó su labor fonográfica con acompañamiento dirigido por Lucio Demare y animando su club nocturno Cambalache.
Por Horacio Ferrer
Editado y compaginado por El Tango y sus invitados